Eylül 26, 2021

PoderyGloria

Podery Gloria'da Türkiye'den ve dünyadan siyaset, iş dünyası

Elecciones de Turquía de 2023: ¿candidatos o políticas?

La Alianza Nacional no pasará un solo día sin adivinar o comentar sobre su futuro candidato presidencial. Durante el fin de semana, Merle Axner, líder del Partido Buen (IP), dijo que había “pocos problemas” en los partidos pro-coalición. Al mismo tiempo, el alcalde de Ankara, Mansour Yawaz, respondió a las especulaciones sobre postularse a la presidencia, diciendo que “no estaba pensando” en postularse para un cargo, aunque estaba orgulloso de ser considerado un candidato viable.

La controversia más reciente surgió de la opinión pública de Axin, en la que comparó al alcalde de Estambul, Ekrem Imamolu, como un símbolo de apoyo a Mehmet, el ganador. Cuando el líder del Partido Republicano del Pueblo (CHP), Kemel Gladorolu, respondió que la coalición Nation podía presentar “muchos candidatos”, Imamolu se vio obligado a dar marcha atrás, sin cerrar la puerta a su posible intento.


El líder del Partido Republicano del Pueblo (CHP), Kemel Gladerololu (en la foto), y la líder del Buen Partido (IP), Marel Aksner, discutieron posibles fórmulas de coalición antes de las elecciones presidenciales del 25 de abril de 2018 en Ankara, Turquía. (Foto de Shutterstock)

Conflictos

El principal líder de la oposición puede haber controlado con éxito a los alcaldes de su partido por ahora, pero la búsqueda de un candidato adecuado por parte de la oposición seguramente conducirá a muchos más enfrentamientos. De hecho, es seguro asumir que las negociaciones continuarán hasta el jonrón de la carrera presidencial de 2023. Después de todo, son plenamente conscientes de que la elección de un candidato muy pronto los someterá a un escrutinio.

Además, los desacuerdos con ese nombre podrían destruir la coalición electoral y eliminar numerosos obstáculos para su formación. Como tal, no es necesario esperar que la oposición elija a un alcalde o líder de un partido como candidato presidencial dos años antes de las elecciones. Además, debemos reconocer que el Partido Democrático Popular (HDP) iniciará un debate sobre principios ideológicos.

READ  Turquía cuestiona a Erdogan sobre '¿Dónde están los $ 128 mil millones?'

En esa situación, la pregunta obvia es si es natural que la oposición hable de candidatos potenciales tan pronto. En mi opinión, el debate actual es prematuro y los votantes se están cansando de este debate interminable.

Por supuesto, los partidos de oposición de Turquía pueden querer que sus futuros candidatos compitan entre sí porque la Alianza Popular nominará al presidente Recep Tayyip Erdogan en 2023.


Una urna durante las elecciones generales de Turquía, Estambul, Turquía, 24 de junio de 2018.
Una urna durante las elecciones generales de Turquía, Estambul, Turquía, 24 de junio de 2018.

Sin embargo, el debate en curso tiene tres consecuencias. Primero, la oposición mantiene los titulares de las elecciones.

En segundo lugar, el enfoque en los candidatos no se adapta a las políticas, visiones o ideología.

Por último, centrarse en los posibles candidatos debilita al HDP que se enfrenta a un caso cerrado. Esto ayuda a la Alianza Nacional a mantener una posición clara sobre su relación con ese partido. La dirección del HDP, que no tiene ningún problema con los candidatos, es plenamente consciente de su situación de marginación. Por tanto, el propósito del partido es emitir un comunicado denominado posición del partido con el fin de estimular la discusión de políticas.

Para que conste, el principal líder de la oposición menciona políticas de vez en cuando. Sin embargo, sus políticas parecen ser anti-erdoganianas, restaurando el sistema parlamentario y, por supuesto, la idea irracional de la “autorregulación”: que el presidente elegido por el pueblo debe gobernar el país de alguna manera. Sistema parlamentario vago.

¿Cuál es el futuro de Turquía?

Por supuesto, la visión de Kalidarolo de la “democracia” no incluye la promoción de una “visión común para el futuro de Turquía” con la participación de muchos partidos. Su visión del “segundo siglo de la República” se resuelve con el Partido Justicia y Desarrollo (Partido AK). Por el contrario, el debate en torno a las políticas que el HDP quiere lanzar busca promover una agenda “democrática” más radical.

READ  Las relaciones entre Pakistán, Turquía y Azerbaiyán salen a la luz


El presidente del Partido Republicano del Pueblo (CHP), el principal partido de oposición de Turquía, Kemel Gladorolu, habla en una conferencia de prensa el 16 de abril de 2017 en Ankara, Turquía.  (Foto de Getty Images)
El presidente del Partido Republicano del Pueblo (CHP), el principal partido de oposición de Turquía, Kemel Gladorolu, habla en una conferencia de prensa el 16 de abril de 2017 en Ankara, Turquía. (Foto de Getty Images)

Ese partido, que pisotea errores como la identidad y la ideología, quiere afrontar de lleno el primer siglo de la República de Turquía. No le importa el presidente o el miembro del parlamento. Exige una nueva definición de ciudadanía y un nuevo régimen político. De hecho, la corriente principal de la política es adaptarse a las demandas radicales de los nacionalistas kurdos. Sin embargo, ni el CHP ni el buen partido quieren hablar sobre la cuestión kurda antes de las elecciones de 2023.

Mientras tanto, la dirección del HDP comprende los riesgos de tomar “opioides contra el ertoconio” y abandonar sus demandas actuales. Ignorar sus aspiraciones ideológicas, a los ojos de sus electores, les creará grandes problemas para evitar que Erdogan sea reelegido. De hecho, es imposible evitar que una parte de su sitio vote por Erdogan. Por el contrario, cualquier intento de iniciar un debate sobre políticas que serían críticas con el sistema político de Turquía en su conjunto socavaría la base nacionalista de la Alianza Nacional.

Cabe señalar que la posición de Erdogan sobre la cuestión kurda no cambió a su dirección en Therbagar en 2005. El presidente insistió en que los problemas de la comunidad kurda se aborden a través de “una mayor democracia y bienestar”. Está en condiciones de pedir prestado para sus reformas al tiempo que advierte que el HDP en realidad está perjudicando a los kurdos. Sin embargo, será difícil para el CHP y el Good Party unirse públicamente con el HDP y brindar soluciones concretas a la cuestión kurda.


El presidente Recep Tayyip Erdogan posó para una foto luego de una entrevista televisiva de Bloomberg el 14 de mayo de 2018 en Londres, Inglaterra.  (Foto de Getty Images)
El presidente Recep Tayyip Erdogan posó para una foto luego de una entrevista televisiva de Bloomberg el 14 de mayo de 2018 en Londres, Inglaterra. (Foto de Getty Images)

Ignore la guerra de palabras que aburre a todos los candidatos potenciales. El debate sobre “políticas” promete abrir la parte más interesante de la campaña 2023. Echemos un vistazo a cómo se siente realmente la Alianza Nacional, que la Sra. Axon describe como “racional”.

READ  Turquía lamenta la muerte de Chad